Social Icons

loading...

14/9/13

Dark Ride (La casa del terror, 2006) - Crítica

Hola hola!

Estos días he estado pensando en comentar una de mis películas de terror preferidas pero de la que hoy voy a hablar trae consigo diferentes opiniones. Algunos sólo piensan que es otra adaptación más pero para mi, es una película muy importante. Quiero hablar de Dark Ride (La casa del terror, 2006) un largometraje de terror dentro del subgénero slasher y muy fiel a los principios de dicho subgénero.


La cinta fue estrenada en el festival After Dark Horror Fest y el 14/03/2007 llega en DVD a España. Por la información que tengo, no se ha estrenado en cines españoles ni recuerdo que se anunciase. Simplemente, se lanzó en formato doméstico y fue distribuida por Lionsgate y After Dark Films como casi todas las películas de terror que más me gustan (siempre lo digo).

Argumento:
Personalmente me encanta el argumento del film aunque sea de lo más típico entre las películas de terror más comerciales ya que las localizaciones son sorprendentes e inquietantes para mi gusto cinematográfico; un grupo de jóvenes se reunen para salir unos días de viaje por carretera pero acaban teniendo problemas de gasolina y hacen una parada. Uno de los protagonistas encuentra un folleto sobre una atracción que reabrirá sus puertas en un parque no muy lejos de donde se encuentran “El Dark Ride” así, el grupo decide hacer un desvío en su trayectoria y pasar la noche dentro de la atracción nombrada anteriormente como una noche de locura y sexo apasionado (lo que todos esperamos en este tipo de películas y el topicazo para atraer a más espectadores a las salas porque ¿Qué es una película de terror-slasher sin escenas de sexo?).


Los chicos entran en la atracción y descubren la escenografía del famoso tren del terror del que se anuncia su reapertura pero pronto nos daremos cuenta de que algo más pasa en ese lugar. Debemos tener en cuenta la primera escena de la película y entonces, sabremos que un psicópata todavía está dentro de la atracción y quiere utilizar a nuestros protagonistas como personajes de la atracción. A partir de entonces nos adentramos en un continuo ambiente de terror y tensión donde los protagonistas irán cayendo uno a uno. ¿Qué es lo que está sucediendo? Esta es la pregunta a la que el grupo de jóvenes deberá encontrar respuesta para salir vivos de la atracción.

Crítica:
Quiero comenzar por lo que más me impactó de la película y es su escenografía y decorado. El argumento se desarrolla prácticamente de manera íntegra dentro de la atracción del tren de terror y eso conlleva poder investigar toda la atracción por dentro. Los pasajes interiores están muy bien elaborados y nos introducen a un mundo oscuro, con niebla y temeroso en muchas ocasiones. Yo soy amante de la noche de halloween y me encantan los escenarios bien trabajados de terror, aquellos en los que no es necesario que venga nadie a asustarte porque únicamente estando en el mismo ya te sientes incómodo. Así, creo que casi es lo más importante y destacable de la películas así como la en que los protagonistas van siendo encontrados por el psicópata y van desapareciendo a la vista de sus amigos.
El personaje que les persigue porta como máscara una mini cara de baby-face y esto nos refuerza la mítica figura de slasher además con máscara incluida que nos da mucha información sobre el psicópata y es que podemos relacionar directamente su media cara adulta y media cara niño con el principio del film (nuevamente).

El grupo de jóvenes es simple y posee las características típicas de todas las películas de terror de este género; son simples, alocados, fiesteros, existe la típica chica que lo enseña todo (¡pija tonta!)... y gracias a esto nos mantenemos pegados a todo el argumento del film.
Por la parte técnica, está muy logrado en cuanto al manejo de cámaras y planos aunque los efectos especiales, quizá, dejan algo que desear pero son suficientes ya que el decorado tapa cualquier otro fallo que pueda tener el largometraje. También, la iluminación es muy acertada con puntos cerrados de luz en los elementos que interesa que el espectador visualice correctamente y sombras y lugares oscuros para ganar misterio en el plano.
Por lo que respecta a fotografía es muy típica y se utiliza un color intenso más bien saturado porque se necesita que los colores del decorado sean perfectos y hemos de recordar que, al estar dentro de una atracción de terror, debe parecer que estamos como dentro de ella o en un juego al ver la película y por ello, se deja de lado el típico tono azulado de las películas de terror thriller-psicolóigicas y se apuesta por un color vivo y llamativo que resalte la figura de los protagonistas y ayude a reforzar el ya famoso decorado.

Finalmente, sorprenden sus giros narrativos y es que, a pesar de parecer una película muy recurrida y en la que puedes esperar lo que va a suceder, el final guarda una sorpresa muy interesante al igual que guarda la intriga por saber de qué manera morirá el siguiente chico/a del grupo de jóvenes.


Por lo tanto, dado que se trata, como ya he dicho, de una de mis películas de terror preferidas, he de recomendaros su visionado si os gusta encontraros en un ambiente tenebroso durante prácticamente todo el film.

Gracias por leer y os invito, una vez más, a dejar vuestros comentarios al respecto. ¡Un saludo!


Visitas en el mundo:

 

¡Sígueme en la red!

facebookgoogle plusemail

Contacto

rubenlaraaudiovisuales@gmail.com