Social Icons

loading...

8/6/13

Stay Alive (2006) - Crítica

Hola hola!

Quiero abrir esta entrada diciendo antes de comentar el film que, llego con una de las películas más originales en cuanto a la trama bajo mi punto de vista porque, hasta que la vi, no había visto ningún otro film que recurriese a esta técnica.

Hablaré de la película estrenada en 2006 basada en el videojuego con el mismo nombre.

¿Qué pasaría si, la ficción se tornase realidad? Esto es lo que nos plantea este fantástico largometraje de terror. Unos amigos consiguen una copia del próximo lanzamiento de este videojuego en versión beta y en pruebas, el juego se promociona como toda una revelación y está basado en al historia real de una asesina en serie conocida como la Condesa Sangrienta que, en teoría, vivió en el siglo XVII.


Los amigos comienzan a jugar a este juego y se reunen para hacer partidas conjuntas pero, se van dando cuenta que lo que sucede en el juego, tiene muchísimo que ver con la realidad. Hasta tal punto que, ellos mismos controlan su vida a través de los personajes del videojuego.

Crítica:
La parte fundamental de la película es “Mantenerse con vida o Sobrevive” tal y como indica el propio nombre del juego. Se combinan durante todo momento imágenes reales y ficcionadas para introducir al espectador en el mismísimo juego pero dando a entender que todo lo que está sucediendo se traspasa a la realidad.

El film comienza con un plano secuencia en movimiento que nos introduce dentro de la gran mansión (como si estuviésemos delante del televisor jugando al videojuego), que es donde se desarrollará la parte importante del videojuego.

Entramos dentro de esta mansión mediante un plano subjetivo de lo que parece ser un personaje del videojuego, recorremos una casa tenebrosa donde podemos ver diferentes cuadros donde se aparecen diversos fantasmas. Tenemos la oportunidad de ver al personaje del videojuego que entra en la casa y en uno de los espejos o cuadros, vemos a la gran protagonista del videojuego “la mala” Condesa Sangrienta.

Esta excelente introducción ya nos alerta de cuáles son las reglas del juego y quién va a ser el personaje a temer ya que se trata de un videojuego de terror. En un momento determinado, el personaje que ha entrado en la casa es atacado por la Condesa Sangrienta y sus ayudantes llegando a un “GAME OVER”.


Tras esta introducción, entramos en imágenes reales y comienza a desarrollarse el film. Por supuesto, la introducción es típica y nos ha de situar para entender todo lo que pasará a continuación.

Me sorprende el ingenio y la sutileza de la creación del guión de este film así como su realización por atreverse a utilizar imágenes simuladas (las del videojuego) con la realidad. Resulta un trabajo interesante y muy bueno por parte del director de la película, William Brent Bell, que ha sabido mezclar los dos mundos de tal manera que el propio espectador cree que está viviendo dentro de juego.
Desde el principio del film se puede notar la tensión y el malestar que provoca este juego y la tensión va en aumento conforme descubrimos lo que va sucediendo. No podemos olvidarnos de la gran mansión presentada al inicio del film porque ya sabemos que, al final de la película, nos encontraremos con ella y por supuesto, dentro del videojugo.

Es fantástico el momento en que los propios personajes juegan con ellos mismos dentro del videojuego y miden sus pasos, utilizando el videojuego para saber qué sucederá en la realidad. Se trata de un film un tanto paranoico y desconcertante pero de un trabajo estupendo. A nivel de realización, los planos están muy detallados y meticulosos respetando en todo momento un movimiento natural y real dentro del videojuego, evitando cambios bruscos y movimientos semblantes a barridos, que son los que podemos encontrar realmente en un videojuego de estas características.

El fin de evitar estos planos y barridos de un videojuego real se deben al ajuste que ha de tener el videojuego con la realidad conceptual que tenemos de una “película” para poder transmitir al espectador que las imágenes simuladas en 3D y las imágenes con personajes filmados, forman parte de una misma realidad.

Como en la mayoría de películas de terror, se apuesta por colores apagados y donde predomina una tonalidad gris/azulada en los planos donde hemos de vivir tensión así como dentro del videojuego mientas, la tonalidad roja/amarilla se respeta en los planos pertenecientes a la realidad y fuera de peligro terrorífico.
 

Por último, debo destacar el final del film que, sin dudarlo, nos deja interesados por la historia y nos invita a reflexionar sobre la influencia de los videojuegos en la sociedad.

Con todo esto, espero animaros a ver este fantástico film de terror y, os animo a compartir en el blog vuestros comentarios.

Aquí, podéis escuchar el audio:
video

Visitas en el mundo:

 

¡Sígueme en la red!

facebookgoogle plusemail

Contacto

rubenlaraaudiovisuales@gmail.com